El encendido digital en El Salvador ya comenzó

por | 21 diciembre, 2018

El Salvador avanza hacia la transformación tecnológica con la implementación de la Televisión Digital Abierta, libre y gratuita para la población salvadoreña. Esta tecnología permite transmitir contenido por aire en alta definición bajo el estándar ISDB-Tb, con una notoria mejora en comparación a la televisión análoga, con relación a la imagen y el sonido que se transmite dentro de las bandas del espectro radioeléctrico atribuidas para este servicio público. Más y mejor calidad de video y audio envolvente para las salvadoreñas y los salvadoreños.

Canal 10 es el primer canal nacional en realizar la transición a señal digital en El Salvador. Como canal estatal, estará transmitiendo sus programas en señal digital y también en señal análoga de forma paralela. Su programación podrá verse de manera ininterrumpida en cualquiera de los dos formatos de señal. El encendido digital será progresivo en nuestro país, siendo las instituciones estatales las primeras en encender digitalmente y, luego, se dará de forma territorial a lo largo y ancho del país.

Los operadores de radiodifusores televisiva privados que se encuentren preparados, podrán iniciar transmisiones paralelas en el nuevo formato e implementar el encendido digital, en el cual dependerá de su propio desarrollo y avance en la industria televisiva.

La digitalización del servicio de televisión abierta no solo representa un cambio significativo en la calidad de audio y video, es un cambio en la experiencia de ver televisión y una mejora en la calidad de vida de las familias salvadoreñas, contribuyendo a la creación de una sociedad más justa y humana. Incluso, genera las condiciones ideales para el auge de más empleos en el área de las telecomunicaciones y las comunicaciones, así como de diseño gráfico y producción de materiales televisivos. Del mismo modo, la televisión digital es un instrumento para tener fácil acceso a más contenidos e información del ámbito nacional e internacional y de interés para todos los habitantes. Además, con la implementación de la televisión digital abierta se optimiza el uso del espectro, ya que se podrán transmitir más contenidos y de mejor calidad. Se diversifican los contenidos, el menú de canales se amplía.

Este hito histórico representa una oportunidad de crecimiento como nación, un paso al frente de la mano con la tecnología como un importante aliado y vehículo de desarrollo y dinamizador de procesos cotidianos. La puesta en marcha de la televisión digital es una mirada hacia el futuro de la información, el conocimiento, la industria televisiva, la inclusión y la cohesión de una sociedad cada vez más unida y justa. Entre sus principales beneficios están:

  • Televisión en alta definición con excelente calidad de sonido
  • Un menú interactivo con acceso a información de consulta de instituciones del Estado
  • Un sistema de difusión de alertas ante fenómenos naturales o posibles emergencias
  • Ver televisión en dispositivos portátiles de forma gratuita y sin consumir el plan de datos

En términos técnicos, la televisión como la conocemos implica la conversión de una escena en movimiento y sus sonidos en una señal eléctrica, y la transmisión y posterior reconversión de dicha señal en imágenes visibles y audibles por un receptor. Los primeros sistemas de televisión eran analógicos y luego siguieron los sistemas electrónicos. Con la introducción de estos últimos, las transmisiones regulares de televisión comenzaron en Europa en 1936 y, posteriormente, en los Estados Unidos y en Japón. En nuestro país, la televisión llegó a mediados de los años 50.

Desde sus inicios, la televisión ha destacado por su manera de informar y entretener. Dadas sus características y funciones, es uno de los medios de comunicación de masas por excelencia, un instrumento constructor de realidades y difusor de información. Los cambios que esta ha sufrido con el paso del tiempo, gracias a distintos procesos socioculturales y tecnológicos ocurridos en la historia, van desde proyectar imágenes en blanco y negro, luego a colores en pantallas de no más de tres centímetros de ancho con imágenes borrosas, hasta navegación por internet y conexiones inalámbricas con dispositivos móviles.

Su evolución ha sido constante y sus características actuales son el reflejo de una sociedad que demanda más acceso a información, mejores contenidos y calidad de vida. Vivimos en un mundo cada vez más globalizado con herramientas que brindan más y mejor acceso a la sociedad de la información e internet.

La tecnología representa progreso, avances, innovación y bienestar. La tecnología empodera a los individuos cuando se encuentra a su alcance. Las salvadoreñas y los salvadoreños podrán tener una herramienta con la que será posible interactuar e, incluso, podrá ser capaz de salvar sus vidas en situaciones de emergencia gracias a las alertas tempranas y la interconexión entre los organismos estatales. Así mismo, la implementación de la televisión digital abierta en El Salvador no viene a desplazar ni sustituir a la tecnología que ya existe.

La mayor parte de los países europeos ya implementaron la televisión digital, además de países asiáticos como Corea, Japón y Taiwán. Del mismo modo, México, Estados Unidos y Canadá en América del Norte. México realizó la evolución a tecnología digital en 2016, por su parte, Brasil, en 2017. Estos son algunos ejemplos que sirven como referentes en el tema de la digitalización del espectro como un paso hacia el futuro de las telecomunicaciones a nivel mundial y, por supuesto, de la televisión en particular.

El Salvador es ahora un destino de inversión en materia energética y de telecomunicaciones. En los últimos años se han realizado múltiples avances en materia de telecomunicaciones a nivel de país, tales como: la puesta en marcha de la Portabilidad Numérica, la Reforma de la Ley de Telecomunicaciones, la renovación de concesiones del Espectro Radioeléctrico y el uso eficiente de este recurso, el Reglamento de Calidad del Servicio Público de Telefonía y Transmisión de Datos, los esfuerzos que se realizan para conectar a la Internet a miles de escuelas públicas, el exitoso  proceso para poner en marcha la televisión digital, así como la creación de la Comisión Presidencial para la Transformación Digital.

 Así mismo, es un referente en materia de telecomunicaciones para el mundo, ya que, a través de la SIGET y su titular, la ingeniera Blanca Noemi Coto Estrada, nuestro país, por primera vez en la historia y con los votos de 163 países, logra formar parte del Consejo de Administración Mundial de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

La UIT es el organismo especializado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), y entre sus compromisos está conectar a toda la población del mundo, para así mejorar el acceso a las TIC de las comunidades. Nuestro país fue nominado como candidato al Consejo de Administración Mundial de la UIT, propuesto para el período 2019 – 2022 por los avances en telecomunicaciones que se han realizado como nación. Esta nominación tuvo el respaldo de la Comisión Técnica Regional de Telecomunicaciones (COMTELCA), de la que forman parte todos los países de la región centroamericana,  Colombia, México y República Dominicana; y la elección se realizó en la 21 Conferencia de Plenipotenciarios PP-18 que se desarrolló en los Emiratos Árabes Unidos en octubre de 2018.

Al ser miembro del Consejo de Administración Mundial de la UIT, El Salvador formará parte de decisiones estratégicas mundiales, para establecer una hoja de ruta en una época en que las TIC están transformando e impactando positivamente las condiciones de vida y las sociedades en todo el mundo. Esta posición en la UIT ubica a El Salvador en el plano mundial como un referente de las telecomunicaciones a nivel regional, además de un reconocimiento a la labor que desde el Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén se ha estado realizando por la transformación tecnológica de El Salvador.

El futuro de El Salvador pinta a que será de muy buena calidad y en alta definición. La transformación tecnológica ya comenzó.